LOS ÁRBOLES

mayo 10, 2008 at 7:13 pm Deja un comentario

APARTADO DE GUILLERMINA
LOS ÁRBOLES
¿Te acuerdas de nuestras primaveras, Guillermina?.
Cuando nosotras éramos jóvenes, recorríamos aquel marzo tan ventoso, aquel Abril, en él que nos acompañaba la lluvia, menuda y sonriente, y por último aquel Mayo glorioso en donde hasta el amor solía florecer…!Qué tiempos tan lejanos! Ahora sólo conservamos el viento de Marzo, porque con él se ve que no puede nadie, o sí, quién sabe si encontrarán la forma de hacerlo. Pero la lluvia, ya lo ves, se nubla y se nubla y las nubes se van hacia el mar y pasan de largo.

Claro Amparo, por haber quemado o talado los arboles nos hemos quedado sin lluvia. Esto nos lo enseñaban a nosotras de pequeñas en el colegio:Que sin árboles que atraigan las nubes no hay lluvia, que es lo que pasa en el desierto y, que parece ser, lo que están tratando de conseguir, que toda la tierra, incluida España, se vuelva un desierto. Además a la tierra la sujetan las raíces de los árboles, y sin ellos también la tierra se irá hacia el mar.Pero tú y yo no podemos hacer nada para impedirlo. La verdad es Guillermina, que a mí, el árbol meparece el ser mas perfecto de la tierra, porque además de la lluvia nos proporciona el oxígeno, la madera y todos sus derivados, el fruto, la tierra firme para que el hombre pueda andar por los caminos y construir sus casas. ¿Por qué no enseñan hoy en la Escuela, como asignatura principal, el respeto a la naturaleza, sobre todo a los árboles?
Deberían de obligar a reemplazar los talados y quemados por árboles nuevos, a todos los que causaron los incendios y talaron los montes. Y enseñaran también el respeto mutuo que merecemos todos, como seres humanos, y que tanta falta hace hoy en todas partes.

Es que hoy, al mundo en general, sólo le importa el dinero. Amasar riquezas, que no podrán llevarse cuando se vayan y que han de quedar aquí, en la tierra, para banquete de gusanos y otros insectos, que parece ser, cuidan dela tierra mejor que nosotros. Deberíamos ir al monte,no a merendar, ni a comilonas sino a plantar a nuestros grandes amigos, los árboles. Pensar Amparo que tenemos un magnífico planeta, que nos ofrece la aventura de la vida en todas sus manifestaciones y lo desperdiciamos y gastamos hasta poner en peligro su existencia. Quizás, Marte y otros planetas, que ahora conocemos mejor, fueron en alguna época anterior igual que la tierra.
Deberíamos plantar árboles, en las  calles de todas las ciudades, en los parques y jardines y suprimir esos campos para jugar al golf unos pocos millonarios, que gastan mas tierra y agua de la que nos podemos permitir, que plantaran árboles y mas árboles en todos los espacios abiertos, para que no sea España el próximo desierto, como África, que según cuentan fue también, en otra época, un vergel, y donde, pese a ello, intentan acabar también con la selva que les queda.

¿Que te parece si cambiamos de suerte Guillermina? En defensa de los árboles les vamos a dedicar un poema.
¿Qué pensaran sobre este tema los internautas?
Por cierto, que la sombra de los arboles, es como un fresco abrazo, vivo y enternecedor, que no puede dar en el mundo nadie como ellos, nuestros amigos mas sufridos y verdaderos.

!!!!VIVAN LOS ARBOLES!!!!
A vosotros árboles,
quemados por la procaz
locura de los hombres,
quiero cantaros hoy,
con el esqueje verde
de mis ramas antíguas,
de mis hojas prendidas
en libros sin memoria.
A vosotros abrasados
por la encendida llama
de un momento
sin hora permanente,
a la mano sin dueño
definitivo, errante,
que buscará la sombra
después,inutilmente.
Desolados pinares,
purificadamente,
solidarios del fuego.
Yo os plantaré en el aire
de mi palabra cierta,
y os tornaré las hojas,
una a una, verso a verso,
desde el rayo de sol,
indestructible,
de este breve poema
transmutando con él
vuestro disfraz grotesco
de ceniza.
A. Conde

Y para terminar os copiaré un trozo de un poema en prosa de la gran poeta GABRIELA MISTRAL, Premio Nobel de literatura, que dice:

Ama a tu ciudad. Procura que todas sus avenidas, y ojalá todas sus calles, tengan la gracia del árbol, tras de cuyas copas el cielo es más profundo. Procura que haya en esas calles uno plantado por ti y por él veles. Una ciudad sin árboles es una masa de edificios, que endurecen el corazón de sus hombres.
GABRIELA MISTRAL, de su libro POESÍA Y PROSA

Anuncios

Entry filed under: apartado de guillermina, General. Tags: .

Alegoría de mi casa PRIMAVERAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


mayo 2008
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Entradas recientes

Visitas

  • 8,924 hits

Feeds

Creative Commons License
Palabras del aire by Amparo

directorio de weblogs. bitadir

Crédito imágenes

Las imágenes de este blog proceden de http://flickrcc.bluemountains.net/

A %d blogueros les gusta esto: