CERCANÍAS

junio 28, 2008 at 2:28 pm Deja un comentario

RADIOGRAFÍA POÉTICA

Éste, como todos mis libros nos lleva a la reflexión de que buscamos a veces lejos lo que esta verdaderamente muy cerca, quizá dentro de nosotros, Consta de 46 poemas y he escogido 13 entre ellos.

CERCANÍAS – 1992

CAMPANADAS
A veces las palabras
nos despiertan,
como las campanadas de un reloj,
en la noche tranquila
sacudiendo la muda languidez
del corazón, a punto de morir
entre las sábanas.

RINCÓN DE PÁJAROS
En mi hogar
hay un rincón de pájaros,
donde poder volar a la deriva,
desafiando los malos tiempos,
las tormentas, contra los fantasmas
que ululan en las sombras inciertas
de la desesperanza.
Un pequeño y a la vez
infinito rincón, donde tender
a la ilusión el alma,
un vuelo sorprendido
donde amanecer siempre,
con el corazón libre de ataduras.
Y una canción donde colgar
el sol, día tras día,
y siga así,
alumbrándonos de noche.

EL AFILADOR
Hoy ha pasado un afilador
por la calle, como
aquellos de antaño y,
al oír su reclamo,
me han venido a la memoria
los recuerdos de la infancia,
las fragancias de los parques
lejanos de mi tierra, el sol,
los cantos de los pájaros,
todos los paisajes dormidos
en el corazón que necesitan
ser despertados, por éste afilador
de los recuerdos, que afilándome fue
aquellos tiernos años de la niñez,
luminosos y ya casi olvidados.

CAMINOS
Nadie puede decirte
el camino a seguir.
Lo insinúan por reglas
o adivinaciones.
Te señalan a veces,
cercanías para el aterrizaje,
te acompañan porque así,
tú les haces compañía,
aunque luego te dejen
en los momentos más difíciles.
Descubriendo que a nadie más
le sirve tu camino.

REFLEJOS
Me siento vaciada
como una bolsa
llena de agujeros.

El metal de la risa,
el latido del vuelo,
el andar tropezando
con el cuerpo cansado
sin ningún asidero.

Y la lluvia tan sólo
bordeando la vida,
en espera de ese sol,
esquivo, reflejado
tan sólo en las estrellas,
cabeceándonos en el sueño
ininterrumpido…
Hasta que despertemos.

VIENTO
Deja que el viento,
sólo el viento me lleve,
ni credos, ni palabras
me sujeten. Sólo el viento
arrulle mi corazón para siempre.

Y no puedan alcanzarme,
los especuladores de la fé
y de las religiones.

DESPERTAR
Donde la luz comienza,
donde la vida vuelve
a ser cauce pequeño,
cuenco donde saborear
la ternura, el abrazo del sol,
el roce la de la hierba,
el canto de los pájaros.

Sentir la piel del alma
rodeándonos, volver
los ojos hacia la niñez,
cuando podíamos, con sólo
el corazón latiendo,
ser los dueños del mundo.
Y recorrer sin miedo la vida
llevándola gozosos de la mano.

HASTA CUANDO
Sigo cabeceando,
buscando ese rayo de luz
que entra feliz, liricamente
ingrávido, por la ventana
abierta de un poema. Tal vez
busca sólo vivir, estirando
su mágico fulgor
sobre mi corazón esperanzado.

A veces el cansancio
no me deja seguirlo,
porque he de comenzar el día
con la casa, los hijos,
los pájaros, de ese diario
objetivo de dar, sin pedir nada.
El subir o bajar por los peldaños
de la escalera tensa de la vida,
cayendo, tropezando
con el miedo y la duda
de hacer más bién o mal
dichos trabajos.

Y la noche otra vez,
para atrapar las sombras,
los sueños, los recuerdos,
volviendo a comenzar
desde el principio.

Pero ¿Hasta cuando?
Con tan sólo el poema
para desmelenarme
y gritaros ¡Que aún vivo!

PARA SIEMPRE
He llegado a mi misma,
borracha de canciones,
sintiéndome por fuera
tan pequeña que podría,
sin miedo a desbordarme,
echarme a sonreir
ya para siempre.

He doblado sin pena
las esquinas de todo.
Las ventanas abiertas
a la luz, por si esta noche
me tocase morir.

Pues no le vale al día
su diario acontecer,
para cambiar la dicha
de encontrarte ahora
y para siempre,
dentro de mí.

DESPEGUE
Voy hacia ti,
sin barco ni bandera,
sin credo pronunciable,
ni rito establecido
por los hombres. Libre,
como el ave que anida
sobre el árbol, para después
volar sin ataduras.

Mi vuelo no es constante,
ni sigue los caminos,
ni los surcos sembrados.
Me arrastro muchas veces
por los valles perdidos,
buscando las semillas
que florecen,
donde no sembró nadie,
ni fue pasto después
de la codicia.

EMIGRANTE
Pero escribir quizá
sea la consecuencia
de haber pasado casi
sin rozar por la vida,
marcando las secuelas
más en el interior,
donde he vivido aislada
tanto tiempo, extraña
para todos, sin comunicación,
pasajera en el rápido
tren del pensamiento.

Extranjera como
el ave emigrante,
que sin ciudadanía,
sólo pace, sin arraigo
en la tierra,
ni en los mares.

FUSIÓN
Esta noche truncaremos la rama,
daremos a luz cielos nunca vistos,
estrellas rotas, alas de paloma.

Seremos un momento, tan sólo quizás,
capacer de cambiar el universo,
con sólo nuestro amor,
redescubriéndonos el uno en el otro.

Y un ánfora grandiosa
será nuestro destino,
porque habremos hallado
la esencia de las cosas.

DÉJAME
Deja que la verdad,
vaya calándome el corazón
desnudo. Déjame aquí,
cantando sin sentido,
donde la voz no sea más,
que el eco perdido
de la tuya, aunque
no sepa nunca, si es éste
y no otro más incierto
tu camino. Déjame
que te siga por la vida,
sin credo ni razón,
como los pajarillos.

 

Anuncios

Entry filed under: General, Mis libros.

ALONDRA PO-ÉTICA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


junio 2008
L M X J V S D
« May   Jul »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Entradas recientes

Visitas

  • 9,009 hits

Feeds

Creative Commons License
Palabras del aire by Amparo

directorio de weblogs. bitadir

Crédito imágenes

Las imágenes de este blog proceden de http://flickrcc.bluemountains.net/

A %d blogueros les gusta esto: