OPERACIÓN

agosto 24, 2008 at 5:41 pm Deja un comentario

APARTADO DE GUILLERMINA

 

OPERACIÓN
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                            Pues verás, Guillermina, resulta que me tienen que operar, porque las consecuencias de no hacerlo podían llegar a ser mucho peores que la operación hecha ahora, con tranquilidad y el día que nos parezca mejor, y no en caso de urgencia en los que el riesgo es mucho mayor. El doctor era muy simpático y me convenció su seguridad de que la operación era sencilla, pero a pesar de ello, es la primera vez que esto nos ocurre y no sabemos lo que puede pasar, porque sólo hemos acudido al Hospital a dar a luz a los hijos, y esto es siempre una alegría, pese a los dolores del parto, que compensa de todo sufrimiento. Ahora sólo hay incertidumbre y bastante miedo, así que no te apartes de mi lado y dime lo que piensas tú, mi compañera más cercana de penas y alegrías.

Bueno Amparo, sabes  que siempre estaremos juntas, para todo lo que nos pueda ocurrir y esta operación es solamente una prueba que tendremos que afrontar y es, incluso posible, que nos haga más fuertes el pasar por ella, y si todo resulta bien, quizás darte ánimos para  que te operen también de los ojos, que tanta falta te hacen. Porque ahora vistas en perspectiva, parecen menos importantes las cataratas que la hernia. Por eso dicen que” no hay mal que por bien no venga”. Así nos entrenaremos para lo que pueda tocarnos sufrir en otras circunstancias semejantes.

Es que a pesar de mi decisión, sigo teniendo miedo, Guillermina, porque aunque dicen que la anestesia está muy controlada y solamente me van a anestesiar el sitio de la operación, y no en la espina dorsal, como yo temía, dicen también que te duermen un poquito no sé con qué y eso me preocupa, por aquello de si no me puedo despertar. Pero tienes razón al decir que esto es una prueba y habrá que sufrirla de la mejor manera posible.

Verás Amparo he pensado que nos vendría muy bien a las dos hacer una reflexión, como si estuviéramos en peligro de verdad, de emprender el gran viaje. Así afrontaremos con más tranquilidad los avatares que nos esperan..

Me parece bien aprovechar el poco tiempo que tenemos para ir de completo acuerdo y juntas, incluso podríamos organizar una despedida para nuestro familiares y amigos, como si fuéramos a atravesar el Ecuador de nuestra vida, e intentar quitarnos de encima tantas cosas, que son inútiles y, que estamos recordando siempre, sobre todo las que nos pesan, como los trastos que invaden la casa y hemos de ir tirando, poco a poco, al contenedor. Sólo que el tirarlos ahora todos de golpe resulta bastante complicado, sobre todo porque le vamos tomando cariño a nuestras tristezas y viejas costumbres y nos cuesta soltar al viento las hojas secas hasta quedar desnudas como los árboles,para encontrarnos de verdad con nosotras y comprender, de paso también, a los demás.

Entonces Amparo, para que nos resulte más sencillo, vamos sólo a despedirnos como si tuviésemos que irnos de viaje con un poco de prisa, y no pudiéramos llevar ningún equipaje, tan sólo el cuerpo bajo la piel levísima del alma, como tu me decías en uno de tus poemas, si el alma tiene piel.

Me gusta esta forma de enfocar la situación como una despedida, porque en realidad siempre estamos despidiéndonos de alguien o de algo durante toda nuestra vida…En primer lugar, están mis hijos. No sé lo que habria sido de mí, sin ellos. Y lo peor de todo es, que en ninguna escuela de este mundo, nos enseñan a ser madres, que es la mayor tarea que realiza  la mujer y también el hombre, por supuesto. Así los hijos sufren nuestros errores e incapacidades sin ninguna forma de escapar. Sólo cuando eres suficientemente vieja lo comprendes, pero ya. no tiene remedio. Por eso es que ellos han aportado más a mi vida, de lo que yo he podido darles, me enseñaron todo los que no hubiese aprendido nunca, de no haberlos tenido como hijos. Por ello les estaré agradecida siempre y los llevaré como una gran luz donde quiera que vaya  guiándome a puerto seguro. Soy feliz de haberlos conocido y querido como hijos y amigos y los llevaré pendientes de ese cordón de amor umbilical, que a las madres no se les rompe nunca.
A todos mis familiares les digo que también soy feliz de haberlos conocido teniéndolos como  familia y a todos mis amigos lo mismo. No me llevo nada más que buenos recuerdos de todos ellos, porque son los que no pesan nada y dan alas para volar muy alto. Todo lo que he dicho escribiendo queda detrás de mí. como las hojas dejan los árboles, para que os sirvan de alfombra en los caminos de la vida y os acompañen a todos. Habrá también en lo que he escrito grandes errores, pero lo que dije lo hice de buena fe. buscando la verdad, buscándome a mi misma y buscándoos a vosotros  también.

La verdad Amparo es que como has dicho tanto y tan largo no se que más decir. Que todo está bien y que siempre lo ha estado, que no guardamos en nuestro corazón más que la alegría de ser, de vivir. y de tener tan buenos amigos en todas partes que nos han ayudado y estimado. Y sobre todo a ti. Angus, no podía olvidarte, hoy ya te considero como una hija, en mi corazón y pasas a heredar con mis hijos todo cuando he escrito durante toda la vida, sé que tu lo mereces de verdad y esto te lo dice Amparo a través de Guillermina que es mi lado más auténtico. Si algún día este montón de poemas tuviese realmente valor material, aparte de lo que decidais vosotros, desearía que sus beneficios sirviesen para ayudar a todos los niños y ancianos del mundo.

Terminamos ya Guillermina con algún poema y todo nuestro amor para todos, que es lo único que no se nos acabará nunca.

HERENCIA

Os dejo el sol
la luna, las estrellas,
las montañas, el mar,
las fuentes, los ribazos,
los ríos, los campos,
los sembrados, los árboles,
las flores, los niños, los ancianos,
los marginados, los más pobres…
Todos van en mis versos,
balbucientes o gritando
mis canciones…Fue mío
todo cuanto pude alcanzar
con la mirada o con la voz
de este inmenso tesoro
de la vida. Cuando me vaya,
no se si hoy, mañana
o cualquier día,..
No me llevaré nada,
sólo el recuerdo de que fuimos,
todos juntos, compañeros
de penas y alegrías.
Y os dejo en mis canciones,
acuñadas al sol,
como en herencia,
el mundo.

        A. Conde

Anuncios

Entry filed under: apartado de guillermina.

VERICUETOS LLEGAS DESDE LA NOCHE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


agosto 2008
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Entradas recientes

Visitas

  • 8,924 hits

Feeds

Creative Commons License
Palabras del aire by Amparo

directorio de weblogs. bitadir

Crédito imágenes

Las imágenes de este blog proceden de http://flickrcc.bluemountains.net/

A %d blogueros les gusta esto: