LOS ANGELES Y PARUCHY

mayo 26, 2009 at 6:20 pm 4 comentarios

angel3
Esta experiencia también es novedosa, Guillermina,  y quizás por mirar ahora las cosas con ojos de Paruchy, hemos accedido a ella. Ya sabes que los niños están completamente abiertos a todo…De pronto, un amigo, me dice, que si quiero, me envía tres ángeles… Sólo tengo que abrirles la puerta a las once, encender una vela y dejarles una manzana y una margarita, para que entren y estén cinco días en mi casa, durante los cuales podré pedirles tres deseos, escribiendolos en un papel, que tendré que quemar en la vela cuando se vayan. Entonces, a mi vez, podré enviarle los ángeles a otra persona … Antes habría dicho que no, pero ahora y a través de Paruchy, he pensado que ¿Quién no quiere ángeles en su casa y, más si es una niña? Recuerdo que cuando me vistieron de ángel, tendría cinco años por aquel entonces, me sentí completamente feliz, saltando y tratando de volar durante todo un día en el que tuve alas… Así,  que le dije que si a mi amigo y, Paruchy les abrió la puerta aquella noche.
Ya lo sé, Amparo y me parece muy bien que convivamos con ellos, seguro que nos escucharan, como nuestra lorita, que tal vez fuese un ángel disfrazado, al que tuvimos tantos años enjaulado…Me da pena pensarlo ahora. Estos de tu amigo, parecen ángeles de paso, casi emigrantes, y  poderles pedir tres deseos, como en los cuentos de Paruchy nos hace mucha ilusión… Así, que nos hemos puesto a pensar las dos y…Ya los tenemos, ayudadas por Paruchy, que es la que nos ha metido en este embrollo. Si Guillermina, la verdad es que ha sido muy fácil, porque nosotras ya lo tenemos todo, y hemos dejado que los escoja Paruchy, porque ya sabemos lo que dice siempre… Claro que, quizás hemos puesto en un compromiso a los ángeles. Pero es lo que les decimos, nosotras trabajamos todo lo que podemos en enderezar la casa , pero fuera de casa nada podemos. Y ellos sí que pueden enderezar el mundo, arreglarlo un poquito, ahora que está tan desastrado… ¿No te parece? No veas, Guillermina, como veo con mis ojos nuevos el polvo de las puertas…Pues bien, poco a poco, lo iré limpiando. Y ellos, como son tantos, legiones según los libros, ya tienen trabajo asegurado para toda la eternidad, porque allí, siempre contemplando el cielo se deben de aburrir muchísimo…
Al menos, eso dice Paruchy, que no le gusta estar quieta.
En fin, Amparo, que bienvenidos sean todos los ángeles del cielo y, a ver si ellos ponen un poco de paz , amor y felicidad en este mundo tan revuelto y se ponen a trabajar muy en serio. Y cuando se cumplan los cinco días, pensaremos a quién se los mandamos. La noche que vinieron, el calendario nuestro hablaba de ángeles…¿Casualidad?
Mañana se cumplen los cinco días de estar los tres ángeles en casa. Tras una corta reflexión, hemos decidido las tres de completo acuerdo, no mandárselos a nadie, porque no iban a creernos, ni hacernos caso. Pero lo más importante, a nuestro parecer, es que nuestros tres ángeles recuperen su libertad y derecho a decidir con quién quieren, o no, estar, y  no se sientan obligados a realizar ninguno de nuestros deseos… Así, que le abriremos la puerta y que hagan lo que ellos deseen, que es lo realmente valido. ¿No os parece?…Paruchy está muy contenta y os manda a todos un beso de lorita, que también debe de andar por esos cielos, entre ángeles y estrellas y nosotras dos, como casi siempre, terminamos con un poema:

Siempre podremos resucitar,
o renacer aquí o allá, nada importa
el lugar en donde estéis…Un día
descorreremos el velo que nos
impide ver la realidad más sublime,
que no está en lo que pensamos
nosotros, ni en lo que cremos, 
sino en percibir las cosas
con la mirada limpia de los niños,
descubriendo la magia de la vida
y sus confines infinitos, con la
autenticidad de los árboles,
de los pájaros, de las flores, olvidando
nuestros torpes pasos por el mundo,
para escuchar tan sólo al corazón y,
quizás a los ángeles…
que nos toquen de turno.

Amparo, Guillermina y Paruchy

Anuncios

Entry filed under: apartado de guillermina.

INMEDIACIONES VIAJE A GUADALAJARA

4 comentarios Add your own

  • 1. Joaquín Duarte  |  junio 24, 2009 en 11:46 pm

    Cuando termine de leer al “Idiota” empezaré con el libro que tan gentilmente me regalaste.
    Eres un ser encantador.
    Amiga, quiero que te cuides mucho, sé que me queda mucho tuyo por leer, y lo haré.

    Besos

    Responder
    • 2. Amparo  |  junio 27, 2009 en 6:30 pm

      He ledo tus dos comentarios. Gracias por tus palabras, tambien me alegra mucho que hayamos conectado despus de tanto tiempo. Entr en tu blog y es estupendo todo los que he visto en l, casi alucin con las fotografas y tus comentarios. Bueno, me dejas a mi en mantillitas, porque yo viajo por Internet con Muletas que me ayudan, una de ellas mi hija, sino no podra. En el correo me defiendo un poco, pero ignoro tantas cosas, que me pierdo por esta red interminable y complicada. Pero he encontrado en ella el modo ms maravilloso de dejar todo lo que he escrito, para que no se pierda en un rincn de mi casa, aunque yo muera. Y esto para m es lo ms importante. Un abrazo con mi amistad incondicional. a. conde

      Responder
  • 3. Joaquín Duarte  |  junio 28, 2009 en 12:26 pm

    Me has emocionado, sabes que soy de lágrima fácil cuando remuevo páginas del pasado.
    Te quiero por lo que eres, una persona excepcional, siempre dispuesta a ayudar.
    Recibe toda mi estima y consideración en su fuerte abrazo.
    Voy hacer la traducción que te he prometido.
    Cuando vuelvas a mi blog deja constancia de ello.

    Responder
  • 4. Joaquín Duarte  |  junio 30, 2009 en 12:34 am

    Querida amiga, como lo prometido es deuda, aquí tienes la traducción de tu poema…

    Sempre poderemos ressuscitar
    ou renascer aqui ou acolá, nada importa
    o lugar donde estejas… Um dia
    descobriremos o véu que nos
    impede de ver a realidade mais sublime,
    que não está no que pensamos
    nós, nem no que cremos,
    senão em perceber as coisas
    com o olhar límpido das crianças,
    descobrindo a magia da vida
    e os seus infinitos confins, com a
    autenticidade das árvores,
    dos pássaros, das flores, olvidando
    os nossos passos torpes pelo mundo,
    para escutar tão só ao coração e,
    quiçá aos anjos…
    que estejam de turno.

    Um grande abraço, meu

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


mayo 2009
L M X J V S D
« Abr   Jul »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Entradas recientes

Visitas

  • 8,960 hits

Feeds

Creative Commons License
Palabras del aire by Amparo

directorio de weblogs. bitadir

Crédito imágenes

Las imágenes de este blog proceden de http://flickrcc.bluemountains.net/

A %d blogueros les gusta esto: