AMIGA SOLEDAD

septiembre 15, 2009 at 3:13 pm 2 comentarios

RADIOGRAFÍA POÉTICA

AMIGA SOLEDAD-1987

Este libro tiene su particular historia. Lo escribí durante un viaje que hicea Guadalajara, en aquel tiempo, y por eso he creído conveniente ponerlo ahora, por la  proximidad de mi viaje hace pocos días a mi tierra. Entonces no fui solamente a Guadalajara. Empecé mi viaje yendo primero a Madrid y después a mi tierra, porque en aquella época me sentía completamente derrotada y sin fuerzas, por los avatares de la vida, y pensé, que pasando por Guadalajara recuperaría la energía precisa para mi tercer objetivo, que precisamente era el de cambiar por un hueco más pequeño, creo que se llama Osario, el nicho de mi marido, que estaba enterrado en Torremolinos. Para afrontar sola aquel evento, necesitaba fuerzas. Estuve sólo un día en Madrid y tres días en mi tierra disfrutando de su paz, que tanta falta me hacía, y la compañía de mi querida amiga Solín, más jóvenes la dos que ahora… Pues bien, en este libro encontrareis el recorrido de  mi viaje. Primero Madrid, después Guadalajara, Torremolinos y por último mi regreso a Valencia. Este viaje duro, unos 15 días más o menos. y escribí el libro exactamente en ese tiempo. Consta de unos 65 poemas de los que copiare los más descriptivos.

MADRID

madrid

VIAJAR

Éste ir y no ir,
éste quedarse atrás,
o remontarse
más allá del vehículo,
que ya sin resistencia
nos conduce.

Viajar, ya la palabra
rememora el vuelo,
y se abre la mente,
se diluye, dejándonos
el pensamiento libre
de perderse y perderse
en su espesura,
que no conoce límite.

LLUEVE

Un trozo gris de cielo,
plomizo, se abre paso,
la ventanilla abierta parece
rezumar su desconsuelo.
Cada lágrima viene
a recordarme mi soledad…

Es difícil estar a solas
entre una multitud,
y encontrarse por fin
con uno mismo,
doblando las esquinas
de esa completa soledad
del Cristo…

HABITACIÓN

Era una habitación pequeña,
destructiva, con manchas,
viejos muebles,
como desconchabada.
Apenas si podía, brevemente,
con tanta parquedad
sentirme cómoda,
pero estaba tranquila,
tendiendo sus paredes
a mi curiosidad, quizás
un poco cohibida
por mi cruda mirada.

Era una habitación al fin,
para ahogar esta sed
que me acuciaba
de estar en soledad,
de sólo su vacía y oscura
oquedad acompañada…
MARIPOSA

Hoy quiero comulgar con mi verdad…
¿Qué soy en realidad, qué representa
este furtivo canto? Quizás
mi soledad naciendo,
cuando todo mi ser se precipita
en el conocimiento de mi incapacidad,
de mi impotencia por alcanzar la luz,
por penetrarla disolviéndome en ella.

Como la mariposa
que gira hasta morir,
tras de la llama
que le dará quizás,
después la vida.

PAISAJE

Están abandonados los trigales
solitarios, con sus quebradas cañas
torcidas, desecadas por el sol
y el trágico abandono
de los campos…Yo los recuerdo
verdes, ondulantes al viento,
bordeados de amapolas,
sobresaliendo tímidas,
adornando de rojo bermellón
el paisaje bucólico
de aquellos otros tiempos,
ahora idealmente imaginados.

 

GUADALAJARA
fuenteniña

Dedicado a mi entrañable amiga Soledad Adrados, junto a la que he vuelto a recobrar mi infancia, en recuerdo de aquellos felices   años que compartimos, siendo niñas, en nuestra querida Guadalajara

GUADALAJARA

Aquí nací, en esta hermosa tierra,
mecida por la brisa de los árboles
y el canto indescriptible de los pájaros.
Aquí nació seguro mi alma de poeta,
porque al pisarla siento
que la canción me brota
como el agua en La fuente de la niña,
que salpicó mi cara de pequeña,
donde bebí en sus aguas tranquilas,
comulgando con ellas,
corriendo por sus parques
y dejando mi corazón desnudo,
como roja amapola entre la hierba.

INSTANTE

Que hermosura de parque,
que umbrías espesuras…
Añosos árboles, luz infinita
que alumbró en aquel tiempo
mis juegos infantiles.
Aquí mi caminar cansado
se riza en espiral,
como las hojas por el aire,
y me siento vivir de nuevo
esperanzadamente, saboreando
este beso ideal, de cada instante.

LA CASA

Nadie vive en la que fue
mi casa, sus ventanas opacas,
sus persianas caídas
como cerrados párpados
que clausuró la muerte.
Pobremente vestida, hoy está
de sucias telarañas, asomándole
a través de sus paredes,
las entrañas.

Ha llovido ayer tarde, quizá,
la tierra humedecida que piso
en el parque de enfrente,
donde jugué de niña
me conmueve…Los árboles,
los mismos, me cobijan ahora,
como entonces…
Siento la leve brisa,
las ramas que se mueven,
el sol, tímidamente,
se asoma entre las hojas.
Quizás me reconocen,
aun vieja y desolada
como la casa triste.
Y siento frío,
pues tan deshabitada
me encuentro yo también
como ella, aquí enfrente
de la que fue mi casa,
con mis amigos únicos,
los árboles…

DIA GRIS

Me despiertan los pájaros.
El día gris se asoma,
plomizo su color a recordarme,
que aquí tampoco el sol
me acompañará siempre…

He de acercarme hoy al cementerio
donde reposan dos de mis hermanas.
De una llevo el mismo nombre,
porque murió antes que yo naciese.

Verlo escrito en la piedra,
ignoro que impresión pueda causarme,
pues será cual si fuera mi nombre
y no el de ella, el, que descansa aquí,
bajo el amparo tierno
de esta tierra entrañable.

AMPARO Y ANTONIA
   CONDE GAMAZO

Estaban enlazados sus nombres,
unidos los dos en un breve recuadro,
blancas las letras, lo mismo
que el mármol, difusa la luz,
blanca también, dorada
por el sol en los rebordes…
Allí no queda nada de las dos,
nada quizás, ni tan siquiera
ese polvo impalpable.
Sólo en el puro silencio
repetí en voz baja,
muy baja sus nombres…
Sus almas hermanas de la luz
vagarían en el aroma
de las flores, y en los árboles,
lejos del cementerio,
escuchando como yo,
el arrullo de los pájaros,
quizás conmigo aquí,
en el parque,

LA FUENTE DE LA NIÑA

Pisar la hierba húmeda,
descalza, sintiendo
mas cercana la tierra, blanda
como caricia indescriptible…
Nada me importa,
pienso que soy niña otra vez,
sobre este suelo generoso y feliz,
donde crecen los tréboles.
La pequeña colina de mi infancia
está un poco cambiada,
pero es bello este poder andar
sobre la fresca hondura de la tierra
alfombrada de verde,
bajo este cielo tan azul,
que se asoma radiante
entre los árboles.

LAS CALLES

Las calles de mi tierra
tienen nombre de flores.
El rosal, El geraneo, El nardo,
El clavel, La mejorana…
y tantos otros más
que exhalan el aroma fresco
de la naturaleza. Por ellas voy
vagabundeando sola, respirando
este aire limpio como antaño,
recordando mi lejana infancia.
Parece que en el aire
y el sol que la fecundan
hay algo que la hace ser
más fértil, en pájaros, en árboles,
en niños y quizás, en poetas.

MIS DOS AMIGAS SOLEDAD

He encontrado en mi tierra
a dos de mis amigas,
y las dos llevan, extraña
coincidencia, en mismo nombre.
A una la conocí siendo pequeña,
jugamos y crecimos juntas…
Me he sentido feliz volviendo a verla,
paseamos, compartiendo de nuevo
el pan y los recuerdos.
Nos comprendemos ahora también
como en aquellos otros tiempos.

Y mi otra amiga soledad,
la interna, también estaba aquí,
esperándome, abrazándome
en el silencio y la paz
de mi querida y añorada tierra…

IMAGEN

Cuando cierro los ojos
te veo todavía,
te llevo en mis recuerdos.
Transmutada tu imagen
me perseguirá siempre.
Llena de resplandores
te veré desde ahora,
cuando mire hacia dentro
del corazón, donde te fui
guardando desde niña.

TORREMOLINOS
eros

GENTES

Estoy cansada y sigo
en mi vagar solitaria,
deambulando por las calles.
Aquí todas las gentes
apenas se conocen, son
de todas las partes del mundo,
mezclados sin embargo
me parecen iguales…
Llevan la misma ropa
de turistas, comen, beben,
pasean, compran cosas inútiles,
que llevan de recuerdo.
Pero dejan el sol,
que no pueden llevarse
y el mar, únicas cosas
que regala esta tierra.

DESOLACIÓN

¿Qué restará de ti
cuando te saquen, cuando
vuelva de nuevo la luz
a la cuenca vacía de tus ojos,
asombrados y abiertos
ante mi desconsuelo…
y sientan tus despojos
la crueldad del sol enfebrecido?

¿Qué mano sentirá
el frío tacto de la exhumación?
¿Qué palabra penetrará
furtiva en tu silencio?
¿Qué ternura de polvo
acariciará tu sombra
caída sobre el mar,
inmenso y desolado…

SOLEDAD

Quiero besar la paz
de tus despojos,
donde el polvo se aquieta
y la vida no imprime a tu andadura
la gravedad inerte de la sombra,
donde sobrepasado el dique
de la muerte, sólo la luz
tu imagen configura.

Quiero dejar mi corazón,
transido de soledad aquí,
bajo este sol, contemplando este mar
que sigue transcendiendo nuestro amor,
sola en tu compañía.

CONJUNCIÓN

Para este amor tan nuestro,
no hace falta la carne.
Las riberas del alma
son extensos parajes,
donde alcanzamos juntos
la conjunción del éxtasis.

Hoy siento que tus manos
se extienden en el aire.
Yo respiro este aire también,
donde vive disuelto tu corazón,
ungido en la intensa belleza
de la tarde…mientras
deambulo sola reviviendo,
dentro de mi, tu imagen…

TIERNO BAGAJE

Peregrinado voy por estas calles
que juntos recorríamos.
Gentes de todas partes discurren
como yo, pero distantes parecen todos,
hablan su idioma, rinden homenaje
a sus lejanas tierras, pisan el suelo
libres de raíces, sus recuerdos
están en otra parte… Sólo tú y yo,
vivimos el entorno, porque a veces
te siento, como el tierno bagaje
que el corazón llevase acariciando,
con el hondo sentir que compartimos
en esta tierra, aquellos pocos años,
discurriendo felices por sus calles.

ALTAR

Como suelo este mar,
como bóveda el cielo,
las nubes como altar.
En este inmenso templo
de la naturaleza,
estás tú, transmutada
la oscura materia
en irisada luz…

Sólo un barco se pierde
disuelto entre la niebla,
navegando a la deriva, como yo,
en este incierto navegar,
con el pesado lastre
de las penas.

UNIDOS

Porque quizá seguimos unidos
todavía, hay una estrecha
comunicación…El aire
aromando el silencio
es la expresión más pura
de amor…mientras siguen
los hijos llevándonos
unidos, en su sangre,
para siempre a los dos…

VALENCIA
amparo conde

CANCIÓN

Vuelvo cansada, por mí
que seguiría peregrinando sola…
me hace falta vagar por las orillas,
recogerme en la voz, no decir nada
sino aquello que siento,
como al amanecer, cuando
se me entra la canción en el pecho,
y me apuñala lentamente,
desangrándome en cada palabra.

TUS PARQUES

La amistad, La concordia,
La fuente de la niña, San Roque…
Tus parques me acompañan todavía,
aromando mis carcelarias tardes
entre cuatro paredes,
hoy llenas de nostalgia,
de aquellas otras
que anidé en tu sombra.

Aún mis canciones
colgarán de tus ramas,
mezcladas con el trino
de los pájaros, que como yo,
aquí ausente, te seguirán cantando,
presos en tu belleza para siempre.

AHORA

Ahora me parece
más pequeña mi casa,
limitadas sus paredes estrechas,
después de haber tenido
como tejado el cielo
y todos los caminos recorridos,
para encontrarme al fin,
como el agua de un manantial,
naciendo, fundiéndome
con los verdes paisajes de mi tierra,
con los blancos pueblos andaluces,
donde mi amor reposa todavía,
donde es posible que siga viajando,
recogiendo los múltiples pedazos,
que haya ido dejando por ellos
de mi misma… aunque quizá
ya nunca quiera recuperarlos.

PEREGRINAJE

He sido peregrina en la luz.
mi bagaje era la soledad,
el retorno a la niñez,
a la infancia quizá recuperable.
Peregrina en el amor,
transmutada la natural imagen
de los seres queridos,
que acompañan nuestro rememorar,
con los árboles y los pájaros,
llevando de la mano el corazón
en este luminoso y gris
peregrinaje…

ESENCIA

Me quedo con la esencia
de las cosas, no con el exterior
de la quizá, distorsionada imagen.
Me quedo con la esencia de la rosa,
su belleza se extingue,
cuando ajados, va perdiendo
sus pétalos, pero su aroma
quedará siempre en el aire
que respiro, perfumando
la brisa de la tarde…

HERENCIA

Os dejo aquí
la sombra inacabada
de los árboles, sus raíces
añosas que rememoran
manos enlazadas, escarbando
en le tierra, en busca
de las lágrimas…
y el trino de mi canción
con él de los pájaros,
como herencia intestada.
Este libo lleva un poema en la contraportada titulado Soledad y he creído que debía ponerlo también en su final…

SOLEDAD

Bendita soledad,
la soledad que canta,
la que enciende la luz,
la que le da sentido a la palabra
y música al silencio,
la que destruye el miedo
y nos inflama el corazón,
la que prende fuego al hastío,
la que engendra el poema,
como la oscura entraña
de la tierra, al hijo…

Mis veces encontrada
en este inútil navegar sin rumbo…
Soledad, aire que se remansa
en el hueco vacío
del corazón humano,
vuelto a la íntegra esencia
de sí mismo…
Bendita seas hoy
que te encuentro,
que te bebo despacio
saboreando el aire de tu paz…
Yo te bendigo.
Por ti elevo mi voz.
Tuyo es mi canto…

                 Amparo Conde

Anuncios

Entry filed under: Mis libros.

AGOSTO 2009 EMILIO ROS

2 comentarios Add your own

  • 1. Joaquín Duarte  |  septiembre 21, 2009 en 3:29 pm

    Solamente una persona con una sensibilidad como la tuya se puede expresar así.
    Las fuentes de inspiración, por lo que veo, son diversas, pero en todas persiste ese sentido ético que te caracteriza.
    Me ha gustado especialmente tu soledad, la defines y analizas como nadie…

    Un grande abrazo de tu amigo incondicional de siempre

    Responder
  • 2. Joaquín Duarte  |  septiembre 23, 2009 en 11:28 pm

    He vuelto para deleitar-me con el canto que elevas a los que amas y a la tierra que te acuna.
    También agradezco tus palabras motivadoras, como las que tenias conmigo en los tiempos idos. Cosas de un pasado que tu avivaste con la palabra y el recuerdo. Gracias, amiga.
    Te dejo un abrazo de buena amistad

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


septiembre 2009
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Entradas recientes

Visitas

  • 8,960 hits

Feeds

Creative Commons License
Palabras del aire by Amparo

directorio de weblogs. bitadir

Crédito imágenes

Las imágenes de este blog proceden de http://flickrcc.bluemountains.net/

A %d blogueros les gusta esto: