SOLEDADES

agosto 1, 2010 at 3:30 pm 1 comentario

RADIOGRAFÍA POÉTICA

SOLEDADES-1986

Este libro lo escribí en el año 1986. Viene ahora bien traerlo a este Blog, puesto que como en la época que lo escribí, siento más esa soledad del alma humana sujeta a los caprichos del destino. La nostalgia de entonces vuelve a ser actual. El libro consta de 83 poemas, de los que los que he escogido 24. 

PENSAMIENTO
Pensé que podría con un vero
desentumeceros el alma
y lo deje a la orilla del papel,
pequeño y silencioso,
para que vuestros ojos
lo encontraran. 

SÁBADO DE GLORIA
Cada mañana sale el sol
y apenas de das cuenta.
Canta algún pájaro,
sonríe la mañana
y te despierta el ruido quizás.
Pero puedes oírlo, dando gracias,
por estar vivo y respirar…
estirar los brazos
tocando con ellos el milagro
repetido de cada día,
que ni siquiera adviertes.
Mirar las cosas sencillas
que te rodean, escuchar
las voces familiares
que te requieren, por la casa
y, por la calle a los amigos,
Puedes salir de tu marasmo
confundiéndote entre la gente,
dar un abrazo, un beso…
Sentir como toda la vida
te pertenece… Despiértate pues,
es tu hora… RESUCITA. 

MÁS ALLÁ

Vayamos todos juntos
más allá del amor
y del odio, más allá
de la propia estimación
y de la amistad.
Seamos como el fuego,
como el aire y el agua,
como la tierra perennemente
válida en el rodar y rodar,
sujeta a la matriz del universo,
como hijo nonato
que nunca fue acabado
de gestar.

INSPIRACIÓN
Empiezo cada día
dejando que las horas
me resbalen,
ocupada en trabajos
desde cualquier rincón
donde me esperas,
con tu dulce reclamo
tirando de mi alma,
soltando las palomas
de mis pensares
que descifrar intentan
tus palabras,
escritas en el aire.

SÓLO AIRE

Engendra la ilusión
la palabra encendida,
siempre a punto de escapar
cuando apenas el silencio la contiene.
El vacío se llena de esplendor,
la raíz  se desprende…
Somos aire, sólo aire.
Vano oficio, éste de la canción,
que ignorado mutis,
quizás no escucha nadie,
ni tan siquiera…yo.

CERO NOVENTA Y TRES
Ocho horas, tres minutos,
catorce segundos…
Así reza, monótonamente
tu voz incansable,
sólo para medir
el momento que huye,
el ritmo de los días
que discurren…
Si te pregunto, no podrás
decirme de que color se tiñe
la mañana, ni describir
el canto imprevisible
de un pájaro pequeño,
que aún nos canta.
Si te cuento de mí,
no puedes escucharme,
no sabes de mi voz
para ti inexistente
y, me puedo seguir
muriendo sola,
mientras tú, me repites
los segundos, los minutos,
las horas, de un día y otro día,
para ti siempre iguales,
desde tu voz cercana
que resuena en mi oído
a través de un teléfono…
distante.

 
 EN PAZ
Un día te das cuenta
de que puedes medirte,
sintiendo la certidumbre
de tu sombra,
y no te importa ya
que te ignore la gente.
Tomas conciencia de tu ser,
y acabas por comprender
que existes, que eres real,
y sientes que te llena de luz
estar en paz contigo…
y así poder marcharte
pisando firme, erguida
y serena a la vez,
llevando en tus pisadas
tu consciente unidad
con los hombres.

OTRA AURORA

Sinceramente te hablaré es noche,
amigo, ya no hay tiempo
para que retoquemos la palabra,
sólo para colgarla, desnuda
en los balcones del llanto,
o en la sonrisa
de nuestros años jóvenes.
Ahora que el otoño
nos dora el pensamiento
arrancando, uno a uno,
los últimos acordes de este día.
Amigo, quizá no sea tarde
para vivir a prisa la amargura,
para cantar de nuevo la esperanza,
saboreando en paz el licor
fuerte y agrio de la vida,
donde morir podría desterrarse
si juntos reinventamos otra aurora.

MENDIGO
A ti acudo,
milano venturoso…
Mendigo también soy,
que ni tierra sombró,
ni recogió cosecha,
más que la canción…
y, a manos llenas
entregó a los hombres
el pan menguado y tierno
de su amor.

GRACIAS
Gracias a ti, León Felipe,
tú sabes porqué,
como también sabes, porqué
cantan los pájaros al atardecer
y, mana el agua, pura de los ríos,
antes de la contaminen los hombres.
Gracias por ser tú,
el poeta que le cantó a la luz,
abriendo su corazón
y sus brazos a la soledad
de los ángeles caídos,
buscadores de tesoros,
constructores de imponentes
edificios que nuca alcanzarán
el sol…Gracias por la piedra
angular de tu poesía,
por el poema inédito
de tu resurrección… 

SOL DE OTOÑO
Entre mis manos tengo hoy
un viejo cuaderno emborronado,
amarillas sus hojas
como las de los árboles en otoño.
Como ellas yo también
me voy secando
sin darme cuenta,
dorándome en el sol
que va rielando mi alma
de resplandores mágicos… 

EL ÁRBOL
Os vais y es natural,
mis ramas secas
no retienen el fruto…
Maduraron a tiempo las espigas,
los pájaros volaron de su nido
cuando finalizó la primavera,
y el árbol quedará solo y vacío
esperando en vano florecer,
recordando cercano del invierno,
vuestros callados trinos.

TÚ Y YO
Que extraña pareja
hacemos tú y yo ahora…
Tú pintor de estrellas
y yo aquí abajo,
perdida entre las sombras,
tratando de seguir
tu luminosa estela.

SILENCIO

Algún día alcanzaré
como tú el silencio,
la medida capaz
de contenerme y de darme
esa paz, que tan
escasamente encuentro
ahora… Y  me sentiré
como en aquellas tardes,
cuando juntos, compartimos
días inolvidables.

NOCTURNO
La noche tiene siempre
melancólico el gesto,
sinuosa la cadencia
de sus calles dormidas
que muestran en silencio,
la escondida basura
del cadáver del día,
la crápula que vive,
del comercio ambulante
de relaciones públicas.
las noches son
tremendamente claras,
cuando ostentan oscuras
la desnudez de su parasitaria
brillantez clandestina…
Mientras teje la luna
la madrugada azul
de un nuevo día,
que habrá de renacer
como ave Fénix,
de sus propias cenizas.

ANDADURA
Andamos por la niebla matinal
y los pálidos restos de la noche,
con ojeras aún la madrugada.
Andamos yo no sé,
si a veces cojeando de dolores,
o saltándonos fresca la alegría
en los ojos… Andamos simplemente,
sin especulaciones filosóficas,
sin alma tantas veces,
rezagándonos en la breve
ilusión de cada día,
sin poder eludir la propia
sombra que nos guía,
hacia la insoslayable
encrucijada…

DOLOR
Y así nos encontramos
con el dolor,,, Nunca
es nuevo el dolor,
siempre parece el mismo
cuando nos asalta
como el ladrón,
en la noche oscura,
inesperadamente.

 
TRISTEZA
Seguiré la costumbre
de las horas, del momento
donde cuelga la vida
su singladura breve.
la noche precipita los largos
ataúdes de la sombra…
Y entonces vuelve el miedo,
las hondas cicatrices del dolor
resucitan…Y mis manos
extendidas, pálidas
se derraman, se marchitan…
Y entre los labios
un milano escapa.

SONRISA
¿Y qué podré llevarme
cuando me vaya…?
Acaso la ternura
no me alcance,
para el lento viajar
por los valles del alma.
Quizás el resplandor
de una pequeña estrella
que se asoma de noche
a mi ventana, me acompañe,
o la palabra aquella
que convirtió en sonrisa
tus lágrimas…

PROMESA ROTA
Ver como se deshoja
la tierna vida de los jóvenes,
y no poder siquiera
detener la guadaña injusta
que los siega.
Escanciar en silencio
la amargura y beberla
sin respirar, sentirla
como lava espesa
quemándonos el alma,
dejándonos después
el corazón de piedra,
sin poder hacer nada, sino
entregar sus cuerpos queridos,
blancos lirios tronchados,
a la tierra… y seguirlos,
seguirlos siempre,
vivos en nuestro amor,
resucitando.
EL ARADO
Quizá los verdes pastos
no hubieran florecido,
sin la ruda cuchilla del arado
roturando la tierra, sin generosas
lágrimas que regaran
la cosecha… Quizá
sin ese rayo luminoso,
no habría ungido el cielo
de hirientes claridades
la angosta pesadilla
de la noche… Pues
no hay gozo sin pena,
ni sol sin luna, ni puede
el hombre sin morir,
encontrar el camino
que redima su sombra
de la estrecha soledad,
donde la carne gesta
el fruto prohibido
de la vida.
DULCE AMARGURA

No me siento capaz
de enderezar la vida,
y la dejo morirse cada hora.
porque quizá sea mejor
seguirla como antaño,
sin ninguna protesta,
por el delgado filo
del instante, porque
no es la rebelión
lo más difícil, sino
asumir la luz
de cada día y, llegar
a vivir sencillamente,
como si sólo vieses
cualquier programa
de televisión, aunque
te hiera… Y así, llegando
al límite, beber muriendo,
hasta la última gota
de su dulce amargura
irresistible…

 
FLOR 

Eres tú, pequeña flor,
la que crece olvidada
en el camino, la verdadera,
la que recibe humilde
el polvo y la sonrisa
del mendigo,
la que adorna la ruda
candidez de la piedras
con la dulce renuncia
del aroma, y presta al sol
su mínima estatura,
rielando de oro
la orfandad de la tierra.

OFICIO
No escribiría más,
dejaría ya justa mi semblanza,
sino fuera este pozo
interminable, tan hondo
y tan difícil de cerrar…
Así que no conozco
todavía el año, el mes
el día, que dejando
la pluma en el silencio,
me pueda jubilar
de este honorario oficio
de poeta, de este incurable
vicio de cantar…

Anuncios

Entry filed under: Mis libros.

COMANCHITO UN MUCHACHO DICE

1 comentario Add your own

  • 1. Miguel  |  mayo 2, 2011 en 11:58 am

    PENSAMIENTO
    Pensé que podría con un verso
    desentumeceros el alma
    y lo deje a la orilla del papel,
    pequeño y silencioso,
    para que vuestros ojos
    lo encontraran.
    ……………………………….

    Lo encontré, Amparo.
    Gracias por tu regalito, con él has desentumecido mi alma.
    Vengo a ti casi todos los días a aspirar los perfumes que supiste componer tan magistralmente.
    Sí, magistralmente. En la intimidad y la sencillez de tus versos se aprecia el aliento * de un alma exquisita.

    Hasta otro día.
    Miguel

    * Iba a escribir ‘hálito’ pero en ese momento me he acordado de halitosis. A los científicos no les importa mancillar las palabras con tal de satisfacer su necesidad de parecer cultos y ocultos.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


agosto 2010
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Entradas recientes

Visitas

  • 9,009 hits

Feeds

Creative Commons License
Palabras del aire by Amparo

directorio de weblogs. bitadir

Crédito imágenes

Las imágenes de este blog proceden de http://flickrcc.bluemountains.net/

A %d blogueros les gusta esto: