SUPERVIVENCIAS

septiembre 22, 2010 at 2:57 pm Deja un comentario

SUPERVIVENCIAS – 1985

 

RAIOGRAFÍA POÉTICA

Este libro lo escribí hace algunos años, pero aún  me siento un poco identificada con él, por eso quiero que todos ellos estén aquí, en este blog y, así llegar a los más antiguos, si me da tiempo a incluirlos en la radiografía, que me he propuesto hacer, con todo lo que he escrito durante mi vida.

Este libro consta de 82 poemas, de los que he escogido 25.

SUPERVIVENCIAS

Y en estas simples
supervivencias mías,
donde la luz se pierde
tras el vuelo y la sombra
de mi misma,
no sé si encontrareis
o no, realmente poesía,
si soy o no poeta…
Os canto solamente
desde cualquier rama
de la vida, como
un pájaro más.
mitad en prosa lírica,
desde esta dual condición
mía, indivisiblemente
material y ascética.

CANCIÓN

Y cantaré, cantaré
a las espinas punzantes
que nos elevan desde el ocio,
hasta la cumbre de la consciencia.
Cantaré a la nieve
de las montañas,
a la nube que pudo atravesar
la tierra empapándola.
Y a esa pequeña
y sencilla palabra
que conmovió mi corazón
y me hizo derramar
la primera lágrima…
y escribir
el primer poema.

POEMA

Una estrofa, una sola
para que luego el viento la repita.
Una curva cerrada tan sólo
que resguarde del frío de la vida
este pequeño resplandor,
este tierno latir que se me escapa,
pájaro loco, prisionero
en la jaula de la voz,
que atraviesa sin ruido,
ahogándose de miedo
la garganta,
para morir después
en la desnuda soledad
de una cuartilla…

FELIZ

Feliz el hombre
que emprendido el vuelo,
no vuelve la mirada más
al suelo, ni recorre la vida
tratando de imprimir
o de borrar su huella.
Feliz él que no deja
más recuerdo, que  el aire
de una canción,
más herencia que el grito
de su acendrado amor
sobre la tierra…
Y en generoso surco
abre su corazón
a la belleza, su labio
a la oración, sus ojos
a la luz, su mano al brote
amanecido de la siembra.

CLARIDAD

Dejar de circunvalar el sueño,
la realidad muriéndose
sin receso posible,
porque la claridad del inocente
corta el cordón umbilical
del mundo… Y naces
al augurio de tu propia
entereza indestructible,
al centro virgen
donde la muerte vuelve
a ser otra vez, vida
interminable, fuente
inmortal, resquicio
de la aurora…

VACÍO

Tengo miedo,
miedo a ese vacío interno
que nada llena,
que nos empuja y hace girar
locamente desviviéndonos,
porque hundirse en él
sería como resucitar
o estallar en el aire
deshaciéndonos,
reconstruyendo el balbuceo
de la primera palabra,
volviendo a la oscura entraña
del vientre materno,
y florecer mansamente
de nuevo, una y otra vez
hasta hallar la semilla,
o la culpa
de seguir naciendo.

SENCILLAMENTE

Quiero seguir ya siempre
narrándoos las cosas así,
sencillamente,
pero contarlas bien,
cual si estuviera viéndolas
desde la fiel ventana de los ojos
como entonces, cuando de niña
crecía ya hacia el alma
de los hombres…
Hacerse uno poeta
vienen después,
cuando el recuelo
se nos va reposando
del vivir y morir
que es esta vida.
Pero  sencillamente
sin frases ampulosas,
ni demasiado cultas,
porque a vosotros lleguen
mis canciones,
como la mano oprimen
los amigos.

SER NIÑOS

Puedo asomarme a mi niñez lejana,
puedo volver a recorrer mis pasos
sobre la huella casi ya borrada,
puedo rememorar el jardín florido,
contemplar el alero de los pájaros
apiñados al sol de la mañana
y asomarme entre verdes maceteros
a mi alma de entonces
amanecida y alba…
Sin poder detener
la asechanza del tiempo,
la mirada precoz,
ni contener el miedo
que sigiloso apaga
las estrellas…
El perro oscuro  de la noche
persigue la inocencia
y, por eso se crece sin medida
y se vuelve como si fuera en vano
al pensamiento de ser niño
otra vez, de serlo siempre…

LLUEVE

Llueve detrás, delante
a los dos lados del cristal,
fuera y dentro de mi,
porque la lluvia es así de absoluta,
tan  generosamente derramada
como el viento y las lágrimas.
Es por la tarde, gris la nube
en el cielo…El relámpago
y el trueno siempre iguales,
como de niña los recuerdo,
cuando sentirlos
me daba tanto miedo y,
alguien nos contaba historias
al calor tan antiguo del brasero…
Siempre pienso en los pájaros
cuando hay tormenta,
en sus frágiles nidos asolados,
y en aquella niñez
tras los cristales,
añorando volar
del nido cálido.

IRREPETIBLE

Podríamos contar de nuevo
las veinticuatro horas de este día,
revivir cada minuto, retenerlo
en la memoria para siempre.
Podríamos sentir otra vez
el intenso perfume
de la flor que arrancamos,
oír la palabra en el aire
presa en el enclave del silencio.
Pero no conseguiríamos
desviar ni un solo rayo de sol,
ni arrancar uno hoja de más,
ni añadir una brizna de hierba,
ni detener el tiempo en cualquier
punto, ni añadir a lo vivido
ni una sola coma…
Y sin embargo dejamos
que los días se vayan, así,
sin aspirar en el momento justo
su irrepetible aroma…

UNIDAD

Si el espejo pudiera nos daría
dos imágenes concéntricas,
separadas tan sólo
por esa anticipada espera
de la unión absoluta.
De la mitad izquierda
a la derecha discurre
la frontera de la división,
de la miopía pertinaz,
del acercamiento de las cosas
y el ignorar que estaban
ya en nosotros,
en la misma naturaleza…
Y estando unidas entre sí,
en esta dualidad inconcreta
no pueden comunicarse,
separadas y extrañas,
la izquierda y la derecha…
La mano que trabaja
y la mano que piensa.

VUELVEN

Y las canciones vuelven,
siempre vuelven
después de dar la vuelta
al mundo, con sus gastados
trajes de letras deshilvanadas
casi, desprendidas del hilo
o de la luz del pensamiento…
y siguen dando vueltas
en la órbita celeste
como mudas bandadas
de palomas que emigran
al silencio de los hombres.

TARDE SOLITARIA

Tarde solitaria
alfombrada de estío,
de hojarasca dorada.
Los días arrancados
me vuelan y envejecen,
me voy haciendo vieja
dulce y calladamente,
me voy secando
y me a pena que al verme,
no reconozcas mis ojos
ya gastados,
que no alcanzan a verte…
Y, si reconocerás
entre todas mi mano,
mi voz cuando te llame,
quedamente.

NADA

Nada ha quedado,
nada… De qué me sirve
seguir andando, levantarme
temprano, abrir los ojos
aún de madrugada…
Mi lecho está vacío,
vacío, sí, pues ya soy
más que tú,
sólo un fantasma, un pedazo
de tierra que envejece
sin la mano que de amor
la sembraba… Nada
me queda. Los hijos
se me pierden por las ramas.
Seca estoy, recortada
como una antigua calcomanía,
sobre el blanco sudario
de esta sábana que.
poco a poco
me amortaja viva.

CAMINO

¿Has hecho tu camino?
¿Y vosotros, abristeis el surco,
plantasteis la semilla,
recogisteis el trigo,
el pan fue justamente repartido…?
Entonces…¿Por qué sigue
 hambriento el mundo
y tan lleno el granero?
¿Y el río, esa agua que lleva
el río, mientras la sed del hombre
se pierde por los acantilados
del destino…?
Trabajo, paz y sueños…
Esta predilección de los poetas
y de los niños,
por lo que no tiene arreglo,
que no comprenden el motivo
de que tropiece tanto la gente,
de que nadie sepa los porques
del hambre, de las guerras,
del suicidio colectivo.
Y no resuelvan los problemas
nunca, los que se llaman políticos.

SEGUIR SOLOS

Y no me basta, no,
vivir los sueños,
los recuerdos,
volver a desandar
lo que anduvimos
ya no tiene objeto…
Y seguir, seguir solos
cuando se queda rezagado
el cuerpo, al que los años
van disminuyendo…
Es difícil vivir, difícil
sin morir seguir viviendo,
sembrando , derramándonos
vivos, fundidos en el sol
que aún nos arde por dentro,
porque nos ha quedado intacta
la ilusionada luz del pensamiento,
y no nos vale ningún amanecer.
Y es tarde para recomenzar,
ni hay despertar capaz
de relevar el sueño…

DESDOBLARSE

Vamos a desdoblarnos,
desencarnados en aire,
en partícula leve de silencio,
en gota permanente,
en parpadeo o luz,
en sólo gesto, apenas abortado
de solidaridad con el entorno…
El mundo,
su regresión constante
nos aísla, nos mueve
a la palabra,
al puro desdoblarse
en cuerpo y alma…
Y en vano lo intentamos
día a día.

MOMENTO

Pero un día te das cuenta
de que vives,
de que estás viviendo ahora,
de que lo único importante
es la conciencia exacta
del tiempo presente,
al dar un abrazo,
al contemplar el sol
cuando amanece y,
escuchar el sonido,
sin interrupción, de la vida…
Sentir la hoja del papel,
la pluma entre los dedos
y cada una de estas palabras
brotando, hasta formar el verso,
como si fuese lo único
que sucede en este momento…

SEGUIR

Seguir cantando
o guardar silencio.
No sé que hacer,
porque lo quiera o no,
sigue rodando el tiempo,
siguen así las horas
y los días, poco a poco,
cayendo y lo mismo da,
que tú y yo nos callemos,
o sigamos gritando,
llorando o riendo,
porque, uno por uno,
querámoslo o no,
iremos resbalando
como piedras en el río,
circundando la aurora
y el silencio…

UN SOLDADO

Un soldado pide agua,
en carne abierta su corazón.
Pide que se terminen
para siempre las guerras,
Pide amor…Siente la sed
insaciable del hombre.
Ha dejado su cuerpo a pedazos
en la oscura trinchera de la vida.
No puede abrazar más que su soledad
y el aire de la muerte…
mientras otros ríen,
mientras otros cantan,
mientras otros siguen
comprando y vendiendo armas,
comprando y vendiendo hombres,
comprando y vendiendo almas…
él, sólo sabe que muere
mientras siguen viviendo
los que le matan…

SOLUCIÓN

¿Qué podemos hacer
para arreglar el mundo,
carpintero…? ¿Qué podemos hacer,
fontanero, maestro, deportista,
político, delincuente, mendigo,
soldado, ingeniero, jefazo,
terrorista, moro muza,
hormiga, perro, pájaro…?
A todos , sin ninguna excepción,
os pido una respuesta,
hasta a los soñadores,
donde se mezclan niños
con poetas… Es urgente,
muy urgente encontrar
la avería del agua,
la saciedad del hambre,
la causa de las guerras,
el fallo del andamio,
las goteras del cielo
y las manchas del sol…
Y el caso es que si todos,
codo a codo, buscáramos,
hallaríamos pronto
la total solución…
PORQUE…
Yo pienso que sí,
que hay solución
para todos los problemas,
que están ahí,
detrás de nosotros,
y que les volvemos la espalda,
precisamente, porque
no queremos verlos…
Es más cómodo disfrutar
de las cosas de la vida,
que resolverlas,
que darnos la vuelta
y enfrentarnos de una vez
con ellas…Y es que, amigos,
dar la cara cuesta tanto
como reflexionar de verdad
sobre quiénes somos
en realidad nosotros,
los que nos creemos buenas
personas, porque
no hacemos daño
en nuestro vegetar anodino,
de plantas o de tábanos…
Y aún ellos son mejores
que nosotros, por no poder,
quizás ser otra cosa y,
nosotros sí… Resulta duro,
reconocer que no queremos,
en realidad, solucionar nada…
y que hablamos por hablar,
y porque pase un rato
de ese tiempo perdido
en castillos de inútiles palabras,
que luego cantan los poetas
y repiten los niños…
como el, A la limón,
a la limón… la torre
se ha caído…

SUICIDIO

Y quedan, sólo quedan
algunos gorriones,
que sobreviven milagrosamente,
para que no olvidemos
en la ciudad del ruido
a nuestros pájaros…
No se oyen, tan sólo
de vez en cuando, vuela
alguno buscando la rama
inexistente , del árbol
que arrancamos, rielando
con su vuelo el aire
entre las calles estancado…
O lo vemos a veces
en el suelo, encogido
en sus plumas, pero
atrapado al fin
en el suicidio tan bien
organizado que vivimos.

GRABACIÓN

Yo grabaría ahora
el sonido del viento,
el ruido de la calle
y la llamada débil
de una vieja campana
que me viene en la tarde…
Sí, yo la grabaría, si pudiera
para siempre, para oírlo
ya siempre como ahora.
Y que también lo oyeran
los que vendrán después,
porque pudieran ellos
oír este sonido,
y escuchar que hoy el día
se despide sin pájaros…
Sólo el ruido de motores
que arrancan, sólo el triste
y lejano tañer de una campana,
que el oído acaricia todavía,
sólo el aire… porque,
quizás entonces,
les quede sólo en ruido
o el silencio…

VOCABLOS

Son solamente vocablos,
palabras sólo, amigos,
y ya las hemos dicho,
repitiéndolas tantas veces,
que quizá no está en nosotros,
el ansia incontenible
de decirlas, si no en el viento
que nos mueve, como
el campanero a las campanas,
para que las oigan los sordos
y las canten los niños…
Y siga dando vueltas
la hélice del mundo.
Y no pare ya nunca
de caer en el reloj
del tiempo, la arena
interminable
de los versos…

ME VOY

Me voy contigo,
recojo mi canción y me voy
por los caminos tuyos,
sin bolsa, ni ambición,
tan sólo con el aire
en los bolsillos y abierta,
bien abierta, de par en par,
esta canción, para
que el mundo entero
quepa en ella… Y sea
cada verso que hoy escribo,
un tramo de escalera,
larga y cumplida,
hasta llegar al sol…

 

Anuncios

Entry filed under: General.

UN MUCHACHO DICE INCENDIOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


septiembre 2010
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Entradas recientes

Visitas

  • 9,009 hits

Feeds

Creative Commons License
Palabras del aire by Amparo

directorio de weblogs. bitadir

Crédito imágenes

Las imágenes de este blog proceden de http://flickrcc.bluemountains.net/

A %d blogueros les gusta esto: